martes, 1 de octubre de 2013

Una cena con aire vintage

En mi familia siempre hemos sido muy de recibir en casa. Una comida, una cena... cualquier excusa era buena. Cuando era pequeña veía a mi madre cuidar hasta el último detalle de la presentación de la comida y por supuesto de la mesa. Yo la decía: "Para que tanto rollo si nos lo vamos a comer igual" y ella me contestaba: "No es lo mismo presentar las cosas de cualquier manera, primero comemos con los ojos". Madre mía, la de veces que la habré llamado pesada por eso, y miradme ahora. Supongo que de tanto oírlo y de tanto observar como lo preparaba todo, con ese cariño especial y ese buen gusto que siempre tuvo, pues algo se me ha quedado. Ahora me parece importantísimo cuidar todos y cada uno de los detalles de una cena, comida, fiesta o cualquier evento por pequeño que sea.
No os conforméis con cualquier cosa. Unas flores silvestres, unas botellas compradas en la tienda de antigüedades de Ricardo, en Gaucín, (a precio de rastrillo) a modo de jarrones, y unos originales indicadores del sitio de cada comensal en la mesa, originales de un plan sencillo y el tipo inquieto, hacen de una mesa normal una mesa diferente y bonita. Hagamos de cada momento un momento único. 










Todas las fotos son de Un plan sencillo. 
¡Viva los filtros vintage!

14 comentarios:

  1. Cuánto me acuerdo de esas mesas increíbles que preparaba tu madre.... La exquisitez en la decoración, en los platos, en ella, en TODO. Y tu padre, encantador, en su butaca, echando humo por esa sonrisa perpetua y siempre dispuesto a una conversación sobre nuestra intensa adolescencia.... Qué buenos momentos!!!!
    Es alucinante el trabajo que haces en UN PLAN SENCILLO
    Rosa Casuso

    ResponderEliminar
  2. Qué fotos tan bonitas!! claro.... que sería genial verlo en directo.... :p

    ResponderEliminar
  3. Preciosas imágenes.
    Y los identificadores de mesa me parecen geniales. Según la época del año y según el lugar en el que encuentres puedes poner diferentes, ramas, flores... Una idea genial!

    ResponderEliminar
  4. El toque de madroño me parece precioso y los identificadores de mesa con ese toque otoñal, lo más.
    Rosa, precioso lo que has escrito, escenas casi olvidadas. Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Todavía me acuerdo de como se desesperaba cuando Rosa y tu estudiabais en casa... jajaja

      Eliminar
  5. Guapa tú y guapa tu mesa. Oli

    ResponderEliminar